viernes, 12 de noviembre de 2010

La columna de Espacio de Orientación, en el Periódico EL JAYA…

Hola tengo 25 años hace 3 años laboro en una institución bancaria entre como secretaria y hace unos meses fui ascendida a caja, le diré que en mi lugar de trabajo contrataron a un joven de 27 años, hace aproximadamente 8 meses, iniciamos una relación de novios que comenzó como una amistad entre compañeros como entenderá esto no es posible por las normas de la empresa, ahora no sabemos que hacer pues si se descubre nos puede traer perder nuestros empleos



Querida enamorada los sentimientos son emociones que no podemos programar, el trato diario y la confianza que se suscita entre compañeros de labores puede propiciar las condiciones para el enamoramiento, según me explicas en tu email te sientes cómoda en tu trabajo y tomando en consideración la situación laboral del país, seria recomendable que analices la veracidad de tus sentimientos y converses con tu pareja sobre la seriedad de la relación que recién inician, explorar la posibilidad de que uno de los dos busque otras alternativa de trabajo para de este modo renunciar al actual y poder continuar con su relación de noviazgo, ocultarlo o mentir no es la solución pues a largo plazo se sabrá la verdad y pueden salir muy afectados.

Soy una profesional de 31 años, tengo 7 años de matrimonio con un hombre de 42 años tenemos una niña de 4 años, nuestra vida es difícil pues el es muy celoso y agresivo para ir a trabajar debe llevarme y saber de cada paso que doy, tiene mi contraseña de correo, busca en mi celular y cartera. Me maltratarme física y Psicológicamente, en ocasiones me encierra entiendo que ya no puedo seguir con el hemos hablado y me dice que lo perdone que esto no pasara mas, y vuelve a hacerlo dice que mi forma de ser lo obliga a maltratarme que si yo fuera diferente esto no pasaría.
Hola, la violencia que se vive en el hogar marca negativamente la vida de quienes viven en el, por lo que me cuenta la personalidad de su esposo es la típica del violentador que pasa por tres ciclos básicos, acumula la tensión (se molesta o enoja), comete la acción de violencia (pega o maltrata) y luego se arrepiente, promete no volver a hacerlo y pide perdón.
Aceptar esta situación de violencia, es asegurarse una vida de amargura y desastre tanto para usted como para su pequeña niña, quien lastima lo hace porque encuentra a quien lastimar, esta en usted el romper este ciclo de violencia que puede costarle la vida, busque apoyo familiar, y psicológico para salir de esta situación, tome el control ámese a si misma y no le de permiso a el de dañarla mas, considere acusarlo ante las autoridades competentes.





No hay comentarios:

Una nueva masculinidad para acompañar a la mujer de hoy

Por. Danitza Rojas “Otra más” se lee en los titulares y a seguidas el cuestionamiento social sobre el hecho, muchos aclaman a Dios, otr...