jueves, 10 de agosto de 2017

Desordenes y desarrollo

Por:
 Julisse Ortega Mercedes
 Miguelina Morel



La población tiene distintos tipos de trastornos comunicativos, entre alguno de ellos esta: trastorno de habla, lenguaje y de audición. Los trastornos del habla son considerados como remediables, los de lenguaje y audición limitan el intercambio comunicativo de pensamientos y sentimientos. Por esta razón no todos los niños desarrollan su habla y su lenguaje por los distintos trastornos que acontecen. Los trastornos del habla ayudan al aislamiento social del individuo por la razón de sentirse burlado y rechazados.

De igual modo los trastornos comunicativos tienen su clasificación en origen orgánico, no orgánico y combinados. El orgánico; daño cerebral o la pérdida auditiva, los no orgánicos son las que presentan dificultades de aprendizaje o depresión ambiental, estas suelen estar  conectadas tanto la orgánica como la no orgánica ya que de una deriva la otra, todos nuestros sistemas nerviosos están relacionados al cerebro; ósea, al trastorno orgánico y todo lo que afecta nuestro cerebro sale a relucir en algún lenguaje oral lo cual es algo no orgánico y entonces aquí nuestros gestos fluyen y se enlaza una combinación  de los dos. Por esta razón hay varias instituciones que intervienen a la ayuda del desarrollo del lenguaje, muchas de estas dependiendo el trastorno, tienen solución. Podemos observar que a medida que estos trastornos van madurando, estas deficiencias van disminuyendo en importancia e intensidad, siendo conscientes de que muchos presentan otros trastornos a medida que avanza su aprendizaje. Los que muestran dificultades constantes del habla son aquellos niños que presentan retraso mental o dificultades de aprendizaje, en este caso el problema aumenta aún más con el paso de los años. Un ejemplo concerniente a este caso es un niño autista.


Hay terapeutas que se basan de estrategia para implementar sus conocimientos al desarrollo evolutivo de trastornos de comunicación, aunque no todos los trastornos abarcan intervención evolutiva. Conocer estos trastornos es de útil ayuda; por ejemplo cuando vemos sujetos muy retrasados en el lenguaje u conducta estos deben de ser atendidos prelingüístico,  deben de iniciar su estrategia a los 18 meses de nacido  y así orientarlo a establecer capacidades sociales, comunicativas, cognitivas y perceptivas. Se sugiere  implementar una buena base comunicativa tratando de tener los conocimientos necesarios de cómo  desarrollar el lenguaje, lo mejor es que los profesionales ya no tienen que esperar para intervenir en el desarrollo del niño.















No hay comentarios:

Influencia de la visión en el aprendizaje.

Por: Esperanza Minara  Figueroa y Beatriz Jiménez En nuestras aulas hay niños (as) con problemas de visión y esto influye grandemen...