miércoles, 9 de agosto de 2017

RETRASO DEL LENGUAJE INFANTIL

Por:
Maribel Díaz Matos
Niulka de los Ángeles Villafaña

Se llama retraso del lenguaje a la no aparición del mismo a la edad en que normalmente se presenta, así como la permanencia de unos patrones lingüísticos que serían típicos de niños de menos edad más allá de lo normal.
Los infantes que presentan trastornos del lenguaje tienen dificultad para comunicarse con los demás y expresarse. Estos trastornos tienen un origen físico, por ejemplo, daños cerebrales o perdidas de audición, y también pueden tener un origen no orgánico, que incluyen problemas tales como las dificultades de aprendizaje o de la sobrecarga ambiental frente a un exceso de estimulación. Por lo que los niños con este retraso normalmente dicen sus primeras palabras pasado los 18 meses.
Su desarrollo a lo largo de la infancia supone un proceso largo y complejo hasta el momento en que el niño llega a dominar todos los componentes del lenguaje, que son muchos y muy variados: fonología, morfología, y pragmática. Por ello no resulta extraño que muchos niños experimenten dificultades en el desarrollo del lenguaje, y especialmente graves en los casos de trastornos específicos del lenguaje.
Algunos niños pueden mostrar un retraso del lenguaje por distintas razones inespecíficas, suelen mostrar amplias dificultades en todos los ámbitos lingüísticos. A medida que van creciendo estas dificultades pueden ir disminuyendo en importancia e intensidad. La mayoría de estos niños parecen haber superado su retraso después de los 5 años; sin embargo puede ser posible que reaparezcan estos problemas a medida que los niños inician su aprendizaje en la lectura.

La dificultad en la comunicación produce frustración. Cuando intentamos decir algo y no conseguimos expresarnos o los demás parecen no entendernos nos sentimos decepcionados e incluso enfadados, cuanto más importante sea el mensaje, mayor nuestro enfado. Cuando un niño no consigue hacerse entender también se enfada. Es frecuente que el retraso del lenguaje produzca problemas de conducta. Si no entendemos lo que quieren, no es raro que muerdan o peguen porque no saben controlar su frustración.

No hay comentarios:

Influencia de la visión en el aprendizaje.

Por: Esperanza Minara  Figueroa y Beatriz Jiménez En nuestras aulas hay niños (as) con problemas de visión y esto influye grandemen...