jueves, 10 de agosto de 2017

La Educación Dominicana y la importancia de conocer más de la Neurociencia.

 Por:
Perseveranda Javier Reyes 
 Maritza Durán Quezada 

Como educadores  estamos llamados a moldear  conductas  y ser guías   para el logro de los aprendizajes.
Debemos  tomar conciencia de la necesidad de conocer e investigar  acerca del cerebro;  su función para el desarrollo de una mejor  enseñanza, un ambiente escolar  adecuado, implementación de un currículo actualizado y una evaluación  más acorde con las características  intrínsecas e innatas del cerebro, o sea,  compatible con la manera como se desarrolla éste.
Caine y Caine (1997) sostienen que hay tres elementos interactivos de enseñanza que emergen de sus principios y que pueden aplicarse perfectamente en el proceso de enseñanza- aprendizaje.
1.      Inmersión orquestada en una experiencia compleja: crear entornos de aprendizaje que sumerjan totalmente a los alumnos en una experiencia educativa.
2.      Estado de alerta relajado: eliminar el miedo en los alumnos, mientras se mantiene  un entorno muy desafiante. Para el desarrollo de esta capacidad en los estudiantes, el maestro  debe promover la reducción de la amenaza y mejorar la autoeficacia. Procesamiento activo: permitir que el alumno consolide e interiorice la formación procesándola activamente.

Para favorecer un mejor aprendizaje en los estudiantes los docentes estamos en la obligación de conocer cada principio de aprendizaje del cerebro.

A medida que el profesor conoce  los modelos o tipos  de cerebro (cerebro social, hormonal, emocional, hambriento etc.) será mejor el resultado que obtendrán los estudiantes en su rendimiento escolar.

Según Purpose Associates (1998-2001), la aplicación de la teoría del aprendizaje compatible con el cerebro impacta a la educación en tres aspectos fundamentales:

Currículo: los profesores debemos diseñar el aprendizaje centrado en los intereses del alumno y hacer un aprendizaje contextual.

Enseñanza: los educadores debemos permitirles a los alumnos que aprendan en grupos y usen el aprendizaje periférico.

Evaluación: la evaluación debe permitir al estudiante que está aprendiendo a entender sus propios estilos de aprendizaje así como sus preferencias.  

Por consiguiente, los profesores hemos de  entender que la mejor manera de aprender no es por la clase expositiva, sino participando en entornos reales que permitan ensayar cosas nuevas con seguridad.

La educación dominicana cuenta con un currículo actualizado y revisado, con un enfoque por competencias, en tal sentido si los facilitadores del aprendizaje nos apoyamos en la neurociencia,  tendremos  más y mejores  resultados cognitivos  que sin dudas se reflejarán en los aprendizajes de nuestros estudiantes.


 
























No hay comentarios:

Las familias como solución de los principales conflictos en las escuelas.

Licda. Sandra Esmeralda Contreras Bautista  Después de atender y analizar diferentes casos en la escuela podemos observar que  muchas...