miércoles, 16 de septiembre de 2009

EL PERDON

Si guardas resentimiento por cada situación que han provocado, en la que te sientes agraviado, vas acumulando un gran peso en el equipaje que cargas en el viaje de la vida que, además de no permitirte avanzar, te va exterminando. El resentimiento es todo lo que necesitas para provocar enfermedades en tu interior y exterior, es como un cáncer
que va carcomiendo lentamente cada parte de tu mente y de tu cuerpo,
Si deseas ser verdaderamente feliz aquí y ahora, y transformar todo lo impide que tengas una existencia plena y próspera, debes comenzar por deshacer todos los nudos que te atan a experiencias negativas, para sanar debemos comenzar por perdonar. La ausencia de perdón es un veneno que tomamos a diario lentamente y que finalmente nos termina envenenando.
Lo que pasó, pasó y ya no podemos cambiarlo, lo que sí podemos transformar son los pensamientos que tenemos ante las situaciones pasadas. Perdonar y dejarlas ir nos llenará de paz interior y calma. Lejos de ser un favor que hacemos a los demás , somos nosotros los primeros beneficiados pues, el perdón nos libera de todas las ataduras que nos amargan y entristecen el alma.
Si perdonas no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimo, ni siquiera que estés de acuerdo con lo que pasó, y mucho menos que lo aceptes, es sencillamente dejar de lado aquellos pensamientos negativos que te causaron molestias o heridas que lastimaron nuestros sentimientos y que aún nos afectan.
La falta de perdón te ata a las personas con la misma fuerza que lo hace el amor.
La diferencia estriba en que cuando te unes a alguien desde el resentimiento te daña, te encadena y te paraliza. Cuando lo haces desde el amor te renuevas y te ayuda a crecer, a cambiar y a soñar. El perdón se basa en la aceptación de lo pasado, admitiendo que no puedes cambiarlo.


Debemos comenzar por perdonarnos a nosotros mismos por nuestros desaciertos y debilidades, luego a cada necesitamos perdonar. El es una verdadera expresión de amor hacia ti mismo, hacia la humanidad y a Dios.

No hay comentarios:

Una nueva masculinidad para acompañar a la mujer de hoy

Por. Danitza Rojas “Otra más” se lee en los titulares y a seguidas el cuestionamiento social sobre el hecho, muchos aclaman a Dios, otr...