miércoles, 15 de marzo de 2017

Escuchemos música urbana en familia.

Por.
Yisel Peña Guerrero.

Los tiempos, la música y los gustos han cambiado. Años atrás nuestros padres eran felices escuchando un bolero o un merengue tradicional. Sin duda son ritmos más suaves y con letras más ´´ apropiadas´´.
Hoy día las cosas han cambiado, y de qué manera. Aunque existen los merengues y boleros antiguos, y siguen siendo escuchados, ya las generaciones más jóvenes se encuentran bombardeadas de un ´´ nuevo género´´ la música urbana; hecha por jóvenes que viven la realidad de nuestros barrios en su mayoría, y que en sus canciones expresan lo que viven, utilizan un nuevo lenguaje, no tan fácil de decodificar por los que están un poco más adultos o como dirían ellos ´´atrás´´.
Este ritmo caracterizado por unas letras un tanto fuertes y un ritmo Pegajoso. Increíble como un niño de 6 años graba sus letras fácilmente y baila, aun cuando en su hogar nadie la consume. La pregunta seria y quien se la enseño: la respuesta es nadie; simplemente está siendo eco de lo que escucha y vende la sociedad.
Y es en este sentido que la familia muchas veces se siente impotente ante los mensajes que escuchan sus hijos. Como familia no debemos juzgar el género sino más bien filtrar sus letras y mensajes, de modo que podamos educar atraves de estas canciones.
No sería lo ideal prohibir al niño que escuche o cante el ritmo (pues igual directa o indirectamente la escuchara) sino más bien que puedan escuchar y seleccionar el mensaje que queremos sea el que se fije en ellos. Algunos padres dirían que no escucharan esa música, sin embargo evadir no será solución. Debemos escuchar y saber que están consumiendo nuestros hijos. De esa forma pueden llevar sus puntos de vista y aclarar algunos términos o formas de proceder que se plasman en las canciones que no es el adecuado, aprovechar para analizar sus letras y orientarlos. Temas como el consumo de sustancias o la promiscuidad a veces difíciles de abordar en una conversación normal con nuestro hijo adolescente, sería fácil de abordar si habláramos el mismo lenguaje, como padres lo importante es que nuestros hijos sean bien educados y aprovechar cada momento para hacerlo es importante.

Las canciones urbanas, las sonaran por todos lados y siempre estaremos expuestos a ellas, entonces saquémosle provecho, escucha la música, aprende y educa con ella.

No hay comentarios:

Una nueva masculinidad para acompañar a la mujer de hoy

Por. Danitza Rojas “Otra más” se lee en los titulares y a seguidas el cuestionamiento social sobre el hecho, muchos aclaman a Dios, otr...