jueves, 2 de febrero de 2017

Rendimiento escolar en los niños con padres pocos involucrados en el proceso enseñanza-aprendizaje.

Por:
Milqueya Peña.
Rosanna Contreras. 




En vista de las diversas ocupaciones que tienen los padres hoy en día , y a la vez el poco manejo del tiempo, organizado y el desinterés al momento de sus hijos necesitar de ellos como guías para realizar sus tareas, las mismas que refuerzan y complementan los contenidos asignados para tener un aprendizaje significativo y de esta manera lograr un excelente rendimiento académico; el cual por ende solo se puede alcanzar brindándoles un tiempo de calidad y donde realmente se cumplan las necesidades, moral y afectivas.

 En los últimos tiempos los padres consideran que obsequiarles objetos tecnológicos a sus hijos les suplirán las necesidades antes mencionadas, sin detenerse a pensar que con esa actitud solo contribuyen al pobre rendimiento académico de sus hijos, y al mismo tiempo haciendo de ellos individuo carente de valores que lo definen como seres inseguros, inestables e insensibles y con cierto grado de incomprensión provocando en ellos individuo totalmente vacío sin una visión clara hacia el futuro que les permita desarrollarse como entes fructíferos para la sociedad; todo ello sin dejar de mencionar que luego como padres queremos tener personas totalmente realizadas emocional y profesionalmente hablando, mas no sabiendo que nuestros hijos son en muchas ocasiones lo que nosotros queramos tener aunque sea inconscientemente, ya que ellos absorben todas nuestras actitudes y costumbres por lo que debemos tener muy en cuenta las acciones que modelamos ante ellos, es decir que nosotros somos un patrón que ellos adquieren como modelo y dependiendo de las características que ellos vean, estas serán las que marquen y definan su personalidad dejándonos satisfecho o insatisfecho de lo que hemos formado, para sentirnos orgullosos y con la frente en alto de lo que hayamos construido de ellos bien definidos que les proporcionen una .

En mejora de esta situación que les atañe a un sinnúmero de familias les exhortamos sensibilizarse sobre las necesidades prioritarias de sus hijos y así ofrecerles un verdadero y cálido tiempo oportuno que les garantice una satisfacción en los diferentes ámbitos de sus vidas.
Si los descuidas a causa de otras cosas, tanto tú como ellos sufrirán las consecuencias: El niño dejado a sus caprichos es vergüenza de su madre.

(Proverbios 29:15).

No hay comentarios:

Una nueva masculinidad para acompañar a la mujer de hoy

Por. Danitza Rojas “Otra más” se lee en los titulares y a seguidas el cuestionamiento social sobre el hecho, muchos aclaman a Dios, otr...