jueves, 2 de febrero de 2017

Son Reebok o son Nike? cuando nuestros hijos se obsesionan por la ropa de marca

                                                             

Por: Lety Jiménez y Lidia Sánchez

Si bien es cierto es algo normal que los adolescentes quieren estar a la moda y acorde con los nuevos tiempos, es de preocupar cuando nuestros hijos solo quieren vestir ropas de marcas reconocidas, que por cierto suele ser bastante elevado el precio en  comparación  con  otras marcas que puede tener tanta calidad y vistosidad.  La economía de la familia puede verse afectada si los padres quieren complacer siempre  a sus hijos en este sentido, por ejemplo un calzado deportivo  de las marcas preferidas de los adolescentes hoy en día puede costar hasta cuatro veces más que  de una marca no reconocida, del mismo nivel de comodidad y durabilidad.

Esto va más allá de lucir una  prenda de vestir  muchas veces es una cuestión de  identidad, nuestros hijos buscan en la ropa de marca  cierta aprobación  a través de una impresión física. Se entiende por identidad como el sentimiento de sí mismo que tiene el individuo, o sea el conjunto de cualidades esenciales que distinguen una persona de otra.

Esta carencia  de identidad puede darse por varios factores tales como: falta de afecto, baja autoestima, poca comunicación, influencia de grupos (redes sociales, medios de comunicación) y roles no muy bien definidos entres los miembros de la familia. Esto puede llevar al adolescente a buscar su identidad de una manera errónea.
Es preocupante que nuestros hijos en esta búsqueda; en las ropas de marcas costosas, lleguen a cometer hechos que tengan consecuencias negativas para ellos como se ha visto en ocasiones, tales como robo o prostitución tanto en hembras como en varones.
La pregunta que muchos padres debemos hacernos es la siguiente: ¿Qué  puedo hacer para ayudar a  mi hijo en la búsqueda de  su identidad de una manera sana y adecuada?
A continuación algunas recomendaciones que le serán de gran ayuda:
*Es importante  que nuestros hijos reconozcan  que  las personas valen  por lo que son y no por lo que visten o usan. 
*Demuéstrele a su  hijo que  es importante  para usted.
*Dígale cuanto lo quiere.
*Cuando su hijo alcance algún logro  muéstrele que está orgulloso de él, pero no exagere, sea sincero con sus elogios.
*Agradezca las cooperaciones que este brinde en el hogar.
Evite:
*Insultos y ofensas.
*Intimidaciones y humillaciones.
*No lo avergüence  y menos frente de sus amigos buscando que cambien de conducta.
*No lo compare con nadie  su hijo es un ser único y especial.



No hay comentarios:

De la educación especial a la educación inclusiva

Por. Leonilda Medina López                                                http://www.monografias.com/trabajos104/ mejorando-estrategi...