jueves, 27 de julio de 2017

Depresión en los adolescentes

Por: Sandra Josefina Lora De Jesús



                                               

La Depresión en los adolescentes ha sido un tema en los últimos años de mucha preocupación por la sociedad a nivel mundial.
La opinión de muchos padres es que es cuestión de la edad, pero cuando suceden esos casos de suicidios se nos arruga el corazón de tristeza, y es cuando nos sensibilizamos, y nos preguntamos, ¿que podemos hacer como familia, para que no sigan pasando casos de ese tipo?
 Después de buscar información relacionada con el tema, les puedo decir que no es solo la edad, Puede considerarse una enfermedad   o un trastorno situacional pasajero de tipo emocional donde predominan la tristeza y las ideas pesimistas.
Esta es una etapa normal pero larga, en la cual ocurren eventos muy importantes y hasta contradictorios, como los impulsos y deseos de independencia y, necesidad de contar con el amor y la ayuda de los padres. De igual forma puede estar también relacionado con el factor hereditario, ser hijos de padres depresivos,  también de padres divorciados, padecer de una enfermedad grave, abuso físico o sexual, las burlas en las escuelas de parte de compañeros, los problemas económicos de la familia, uso de drogas, alcohol, entre otras cosas.
 A esto se le puede atribuir el poco tiempo que los padres o tutores les pueden dedicar a los hijos, y sin deseo de justificar estamos viviendo en una época en la cual tenemos que salir a trabajar ambos, para poder con los compromisos, familiares y sociales.

Síntomas de depresión en una persona
·         Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces.
·         Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
·         Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.
·         Cansancio y falta de energía.
·         Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.
·         Sentimientos de desesperanza y abandono.


Una familia estable es la que garantiza seguridad efectiva y afectiva, emocional y psicológica, a los hijos que van creciendo y desarrollándose con la ayuda de los padres. “Los hijos, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión.  
Para concluir, pienso que como padres lo más importante es el adecuado desarrollo de nuestros hijos, lograr que sean felices, y productivo a la sociedad y, para lograr eso tenemos que hacer todo lo humanamente posible, mantenernos atentos.  El mal a tiempo tiene remedio.

Fuentes: CLNICA DAM/  MEDLI NEPLUS. 

No hay comentarios:

De la educación especial a la educación inclusiva

Por. Leonilda Medina López                                                http://www.monografias.com/trabajos104/ mejorando-estrategi...