jueves, 27 de julio de 2017

Tiempo de calidad en familia

Por: Tania López Santiago

             En la actualidad es necesario que el hombre y la mujer trabajen para sustentar la casa, en años anteriores el hombre era el proveedor, quien cubría las necesidades básicas del hogar mientras que la mujer se quedaba en casa encargada de los quehaceres del hogar y del cuidado de los niños pero en los últimos años se ha creado la necesidad de que la  mujer también tiene que trabajar, esto hace que los padres dispongan de poco tiempo para dedicarles a sus hijos/as. Tomando en cuenta que lo importante no es la cantidad de tiempo que pasan con sus hijos sino que el poco tiempo que pasen con ellos sea de calidad, es decir que la calidad es más importante que la cantidad.

Dedicar tiempo de calidad a nuestros niños/as, no solo es bueno para ellos, es un momento de disfrute para toda la familia que va a aportar beneficiosas ventajas: mejora los vínculos afectivos, la autoestima, potencia el desarrollo global, fomenta el aprendizaje, nos libera del estrés, favorece la comunicación. En definitiva contribuye a la felicidad familiar.

¿Cuánto es el tiempo de calidad que se debe tener? No existe un tiempo específico para pasar con los  niños/as, cada familia organiza su tiempo de acuerdo al tiempo que dispone de su  trabajo.

Actividades para hacer en familia

ü  Leer: La lectura es un placer que nunca está de más inculcarle a los niños y adolescentes. Entonces, ¿qué mejor que compartir un poco de literatura apta para todos en la familia? Puede resultar muy edificante y constructivo. Una interesante forma es ir rotando la elección de los libros y comentarlos posteriormente una vez concluidos, así todos tienen su turno.
ü  Cocinar: Esta es otra gran actividad familiar donde se pueden repartir roles y divertirse un buen rato, perfecto para esas tardes de fin de semana cuando llueve y todos se aburren
ü  Hacer manualidades: Otra gran forma de despertar la curiosidad y la creatividad de los niños es haciendo cosas prácticas para ellos y el hogar, ayudándolos con lo que haga falta.

ü  Conversar: El diálogo es uno de los aspectos fundamentales en la familia. No sólo es importante hablar, sino también saber escuchar y entender, tanto por parte de padres como de hijos. 

No hay comentarios:

De la educación especial a la educación inclusiva

Por. Leonilda Medina López                                                http://www.monografias.com/trabajos104/ mejorando-estrategi...